AstroTiermes 2014 

 

 

 

EL YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO DE TIERMES

VISITAS GUIADAS CON ARQUEÓLOGOS: 

OCTUBRE 2014 - MARZO 2015

(fines de semana y puentes)

  • mañanas 12.30 horas, tardes 16.30 horas
  • Salen del aparcamiento junto a la Ermita
  • Precio por persona: 4 euros (mínimo para realizar visita, 8 personas)
  • Información y visitas concertadas: 639185905.
  • Visitas guiadas por arqueólogos con amplia experiancia.

Otros videos sobre Tiermes

ExternalVideoWidget

 

ExternalVideoWidget


 Introducción

Dentro de la diversidad de restos arqueológicos de la Península Ibérica, es de destacar el yacimiento arqueológico de Tiermes, en Montejo de Tiermes, Soria (Comunidad Autónoma de Castilla y León). Los primeros datos sobre población en la zona se pueden fechar en el Neolítico (hallazgos sueltos); a partir del siglo XV a.C. se documenta un periodo de más de 35 siglos de ocupación ininterrumpida que comienza en la Edad del Bronce (poblado de Carratiermes), continúa en la I y II Edad del Hierro y el mundo celtibérico (necrópolis de Carratiermes, oppidum de Termes), sigue en época romana (municipium de Termes) y visigoda (tumbas del Foro), hasta alcanzar el mundo medieval (necrópolis del río altomedieval, necrópolis de la Ermita bajomedieval, iglesia y el hoy desaparecido monasterio de Santa María de Tiermes). 

 

En el siglo XVI, la iglesia de Santa María de Tiermes se convierte en ermita, y la población desaparece absorbida por otros núcleos vecinos.

 

Tiermes, la Pompeya española 


Tras los estudios iniciales de Nicolás Rabal a fines del siglo XIX, a principios del XX las excavaciones de Romanones, Sentenach y Calvo y los trabajos descriptivos de Schulten, Obermaier y otros autores comienzan a arrojar luz sobre la historia de Tiermes. A mediados de los años 1930, el arqueólogo español Blas Taracena realiza excavaciones sistemáticas en el yacimiento y denomina a Tiermes “la Pompeya española”. 

Más allá de fáciles tópicos, lo cierto es que los restos del antiguo oppidum celtibérico y de la ciudad romana son uno de los yacimientos arqueológicos españoles más interesantes tanto para el investigador como para el visitante. 

Puertas, ventanas, escaleras, casas, calles, vías,... Los restos de la ciudad de Tiermes han persistido durante siglos por estar parcialmente tallados en la roca arenisca. 

Si además sumamos los metros de sedimento y escombro acumulados, todo ello ha permitido que numerosas estructuras urbanas hayan pervivido 20 siglos, y hoy podemos empezar a conocerlas. 

Por otra parte, la luz y la naturaleza agreste de la Sierra Pela añaden un marco de soledad permanente a una ciudad perdida en mitad de los páramos sorianos, entre barrancos y vegas sobrevolados por los buitres. 

Desde los años 1960 las excavaciones de Ortego y Zozaya y, desde 1975 a 1998, los trabajos sistemáticos de Jose Luis Argente Oliver, han comenzado a sacar a la luz una parte importante del yacimiento, que desde el año 2001 viene siendo estudiado por Santiago Martínez Caballero, Director de las excavaciones de Tiermes desde 2000 auspiciadas por la Junta de Castilla y León, impulsadas por el Proyecto LIFE Tiermes 2003-2006 de la Comisión Europea, que continúa en la actualidad en su fase After LIFE.

Todas las actividades arqueológicas, cultural y sociales desarrolladas en Tiermes cuentas con la colaboración humana y, cuando es posible, económica de la Asociación de Amigos del Museo de Tiermes y con el apoyo personal de sus socios.

Visitas al yacimiento

Lo primero, hacer caso siempre a todas las advertencias y carteles de peligro. Tiermes se encuentra en una zona de montaña, con roquedos y precipicios, y las heladas son frecuentes entre octubre y abril, a veces incluso hasta mayo, por lo que no puede ignorarse el riesgo de placas de hielo en zonas umbrías y roquedos. Hay que tener prudencia y seguir los caminos de visita existentes. 

El recorrido de la visita tradicional de Tiermes comienza en el Pórtico de la ermita románica de Santa María de Tiermes, y la duración oscila de algo más de una hora para la vista con guía hasta más de dos horas para la visita por libre.

El recorrido es un paseo sin excesivas dificultades, pero exige subir y bajar pequeñas cuestas. Hay que llevar buen calzado, apto para pasear por el campo y monte. Nunca subirse a las rocas húmedas o con verdín. 

Según el tiempo que haga el día de la visita y la estación en la que nos encontremos, para visitar Tiermes en verano conviene llevar siempre una botella de agua y una buena gorra, y ropa cómoda y ligera; el resto del año, tener siempre a mano ropa de abrigo. Si hace viento puede hacer muchísimo frío. 

Es muy recomendable llevar una linterna para visitar el acueducto subterráneo. 

 

 

ExternalVideoWidget
132545

 

 


 

  


PÁGINA WEB INDEPENDIENTE DE CUALQUIER ADMINISTRACIÓN


 

Webmaster:

Arturo Aldecoa


 

Contacto, peticiones, dudas y consultas:

tiermes2014@yahoo.es